Mesquite o algarrobo un regulador natural de la glucosa en la sangre.

Lo mejor de sus propiedades, tal vez sea que contiene elementos que ayudan a estabilizar los niveles de glucosa en la sangre, puesto que sus azúcares consisten en fructosa y no requieren de insulina para utilizarlos y gracias a sus fibras solubles como la goma galactomanina, que requiere de 4 a 6 horas para digerirse, tres veces más de lo que tarda el maíz o el trigo. Por estas razones y porque contiene Quercitina, que es un fitoquímico con propiedades antidiabéticas, es que reseñamos hoy al mesquite.

El polvo de mesquite tiene un índice glucémico bajo, por lo que es beneficioso para los diabéticos. Tiene mucha fibra soluble que ralentiza la liberación de azúcar, a diferencia de los picos inmediatos que siguen al consumo de harina de trigo, harina de maíz u otras harinas comunes.

Esta misma fibra ayuda a prevenir enfermedades del colon, y proporciona un ambiente favorable para que las bacterias probióticas beneficiosas crezcan aumentando nuestro sistema inmune.

El mesquite en polvo es rico en zinc que activa el sistema inmunológico, y lisina, aminoácido que no se encuentra en muchas otras plantas.

También es rico en calcio para apoyar el crecimiento óseo, y minerales como el potasio, magnesio , cobre y hierro para fortalecer la función inmune.

El mesquite en polvo también tiene compuestos anti-hongos que ayudan a prevenir y eliminar del cuerpo infecciones fúngicas.

Una fracción de alcaloides obtenida de las hojas de la planta mostró un claro efecto antibacteriano y antifúngico.

Por sus cualidades calmantes y antisépticas, la savia del mezquite se usa como “gotas para los ojos”, así como para tratar heridas abiertas y problemas de la piel como quemaduras. También se prepara un “consomé” muy” útil para suavizar la garganta irritada. Con sus hojas y savia también se preparan estos mismos remedios. La raíz y la corteza tienen también propiedades antibacterianas y antivirales.

La harina que se prepara con las semillas de mezquite es la parte más nutritiva, que los indios americanos han utilizado durante siglos: las vainas se secan y se muelen para convertirlas en harina, que es rica en fibra y en proteína. También contiene calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc y el aminoácido lisina y tiene muy poca cantidad de grasa.

Otros fitoquímicos presentes en el mezquite son la serotonina (antidepresivo), Apigenina (antialérgico, antibacterial, antiviral y antiinflamatorio), Isorhamnetina 3-diglucósido (defensa del hígado) L-arabinosa (excelente fuente de azúcar) y Triptamina (para combatir las amibas).

Formas de usar el mezquite, como harina, como miel, como bebida, como mermelada o mezclada con otras harinas para preparar tortillas o pan y como substituto del azúcar.

Las semillas del mezquite se secan y se mezcla con harina, dando un dulce y mantecoso aroma a pan caliente, o usado para hacer mermelada o vino.

La harina de mesquite es rica en proteínas y aminoácidos como la lisina, también contiene buenas cantidades de calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc para fortalecer la función inmune.

La harina de mesquite no tiene gluten, es alta en proteína y baja en grasas, y muy alta en nutrientes como el calcio, el magnesio, potasio, hierro, zinc y la lisina.

277 Views

2 comments

Write a response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Welbing Promoviendo el Bien-estar © 2018.
Close